…Y sigue el culebrón del Hotel Balneario Talaso de OIA

25
El Hotel Talaso Atlántico en Oia, Pontevedra. (Google Maps)

Y sigue el culebrón del Hotel Balneario Talaso del Atlántico, diez años después de que el Tribunal Superior de Xustiza de Galicia dictaminara su derribo. Una muestra evidente de que la justicia en este país no es igual para todos, sino que más bien depende del capital y de los amiguetes que uno tenga en las esferas de poder del país; la ley que la cumpla quien no posea medios para saltarla.

Los autos de ejecución de la sentencia de demolición abren la puerta a legalizar el complejo y el «Concello de OIA» han solicitado el pasado otoño a la Consellería de Medio Ambiente, Territorio e Vivenda la tramitación simplificada del «Plan Especial de Infraestruturas e Dotacións para instalación de talasoterapia«, un documento que plantea rebajar la altura de la construcción mediante demoliciones parciales y alterar la rasante del terreno.

Pero la XUNTA en vez de cumplir con el dictamen del tribunal superior responde a la petición y “…Rechaza simplificar el asunto y ha puesto en marcha un proceso ordinario de tramitación que exige al Ayuntamiento informes ambientales más detallados y, por lo tanto, mantendrá durante más tiempo la amenaza de la piqueta…” – Faro de Vigo 23/04/2020

Las maniobras del ayuntamiento de OIA al respecto son dignas de pasar a los anales de la historia de la mafia española… y a buen seguro que de existir justicia en este país el consistorio en pleno debería haber pasado una temporada a la sombra…