Quienes Somos

Esta web es exclusivamente representativa de su autor; es un relato de sus vivencias y circunstancias, abierta al dialogo, a la participación y al conocimiento, rebelde contra las injusticias, la falsedad, la ignorancia, la estupidez humana, el postureo… actuales, ahora globalizadas, mas también la búsqueda de soluciones y el reconocimiento de lo que se hace bien para todos.

“No nos representan” el grito del 15M que durante algunas semanas resonó por todo el estado, sigue vigente; efectivamente no nos representan incluidos aquellos que se atribuyeron el estallido. Muy pronto El Coletas y su corte apoyados por aprendices a sátrapa se dedicaron concienzudamente a dinamitar las diversas asambleas de ciudadanos iguales que se habían constituido en foros de debate abierto… la formula, había que elegir secretario general de cada asamblea a través de elecciones que nadie demandaba y resignarse a los mecanismos de poder y disciplina de podemos. Y así, en pocos meses, el movimiento asambleario de ciudadanos iguales se convirtió en una sección más de los cortesanos de la corte podemita y los mandos copados por los secuaces aprendices a sátrapa.

En pocos meses el Rey Pablo Iglesias en compañía de su princesa dueña Irene Montero, se coronaron, con el beneplácito de la «democracia participativa» de la corte.

Ahora el Rey necesitaba un palacio acorde con sus nuevos atributos y, al poco, el ferveroso habitante del barrio de Vallecas se muda a una mansión en el barrio de los ricos en Galapagar.

Y es que para dejar de ser vasallo no basta la palabra … hay que quererlo realmente, vivirlo cuotidianamente sin la necesidad de creerse un faro de la pureza de principios.

En una época en donde las palabras se prostituyen a diario cabe aquí reafirmar que estas, las palabras, han sido una creación humana, libre de leyes y ministros, y cuyo fin primordial era la necesidad de comunicación y entendimiento entre humanos.

Uno no puede ser cristiano diabólico, ni tampoco existen anarco nacionalistas, conservadores comunistas, médicos asesinos, demócratas fascistas, porque ello supone una vulneración de los principios fundacionales de esas palabras … o si, en la realidad humana cabe todo, más cuando pretendemos que las palabras enorgullezcan nuestra miserable existencia.

Webmaster Nov.2019